Sin categorizar

Los enoturistas se enamoran de las Rutas del Vino de España y aumentan su gasto y estancia.

El nuevo Informe sobre la Demanda del Turismo del Vino presentado por Acevin que gestiona las Rutas del Vino de España sigue con buenos indicadores y datos positivos



Aumenta el gasto medio en destino un 8,51%, ascendiendo a 156,6 euros diarios, e incrementa el tiempo medio de estancia que pasa a ser de 2,65 días.

La Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) ha hecho público un nuevo Informe sobre la Demanda del Turismo del Vino, realizado a través del Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España y que informa sobre las Rutas del Vino de España. Este informe, que persigue crear una imagen lo más fiel posible del enoturista en nuestro país y estudiar su evolución, recoge conclusiones referidas a las motivaciones del viaje; la organización del mismo; los destinos elegidos; el origen, edad y perfil profesional y sociodemográfico del visitante; el nivel de satisfacción o el gasto medio entre otros indicadores.



El gasto medio y la estancia, al alza

El nuevo informe presenta los resultados relativos al segundo semestre de 2016 y el primero de 2017. Unos resultados que son similares a los obtenidos en informes anteriores aunque se observan algunas diferencias significativas.

Unas de las más destacadas serían las relacionadas con el gasto medio y la estancia en destino, factores que vuelven a dar cifras que superan a las del anterior estudio. Así, el gasto medio del enoturista pasa a ser de 156,6 euros al día (frente a los 144,3 del informe anterior) y la estancia media alcanza ahora los 2,65 días (frente a los 2,19 anteriores). En el capítulo del gasto, los nuevos datos indican que la mayor parte se dedica a la restauración, seguido del alojamiento que, hasta ahora, ocupaba el primer puesto.

Estos resultados dan cuenta, igualmente, de que el enoturismo se sigue comportando como una modalidad turística de escapada, un producto asociado a fines de semana o puentes. Los datos relativos a las pernoctaciones son muy similares a los del estudio precedente: un 53,7% de enoturistas pernoctan en destino y un 46,3% no lo hace, lo que refleja la importancia del turismo de proximidad.