+01 (414) 230- 5550
NATURALEZA
 
Intensas emociones



Ríos diáfanos, paraíso de la trucha; senderos casi vírgenes, entre robles castaños acebos o hayas con otoños multicolores; montes surcados por senderos que conducen a pequeños monasterios y ermitas; la inmensa belleza de parajes como Las Médulas, Patrimonio de la Humanidad; o de los Ancares, Reserva de la Biosfera.
Esto es el Bierzo, tierra de intensas emociones
PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Las Médulas

Quizá los antiguos tenían la virtud de crear belleza incluso cuando no la buscaban.


Quizá Las Médulas sean fruto de la casualidad, un sorprendente regalo estético generado tras doscientos años de explotación minera sin miramientos.


A lo largo de ese tiempo, los romanos y sus esclavos astures construyeron la mina a cielo abierto más grande del imperio sin saber que todo aquello acabaría pronto sin oro, pero convertido en un paisaje irreal, hoy Patrimonio de la Humanidad.

Más de 400 kilómetros de canales encauzaban el torrente de agua y toda su potencia erosiva hasta las montañas para deshacerlas y entresacar el oro.

Y más abajo -también por casualidad- surgieron lagos como el de Carrucedo o el de Somido, que recogían las aguas sobrantes dando lugar a humedales de una gran riqueza natural. Nunca la codicia había creado paradójicamente tanta belleza.

El resultado es un paisaje único e irrepetible, patrimonio de la Humanidad.
  • Text Hover
Lagos de Carucedo y Somido. Son consecuencia del lavado y la evacuación de la tierra removida por el torrente de agua para la extracción del oro. Con el tiempo se convirtieron en interesantes y bellos humedales generando un ecosistema propio.
  • Text Hover
La senda de las Valiñas.  Nos permite disfrutar de una paseo entre un bosque de castaños centenarios que se mezlca con el laberinto de picos, galerías y restos visibles de la explotación romana.
  • Text Hover
El Mirador de Orellán. Ofrece una espectacular panorámica de Las Médulas.
Más información: 
 Centro de Recepción de Visitantes de Las Médulas 
987 420708 
medulas@ccbierzo.com
MÁS ALLÁ DEL CIELO

Montes Aquilianos

La belleza y soledad de estos montes cruzados por estrechos y frondosos valles fueron el refugio de numerosos ermitaños desde el siglo V hasta la edad Media. Algo muy profundo debieron sentir para dejar caer aquí su petate y, extasiados, iniciar el camino espiritual que les llevaría probablemente más allá del cielo.


Con los pies en la tierra, estos montes esconden bellísimos recorridos  surcados por arroyos que alimentan al río Oza.

  • Text Hover
Valle del Silencio. También conocido como la Tebaida Berciana por ser el refugio de ermitaños de la alta Edad Media que encontraron en estas tierras la tranquilidad y soledad deseada. El monasterio de San Pedro de Montes, en Montes de Valdueza; y la iglesia mozárabe de Santiago de Peñalba del siglo X, son testigos de este pasado.
  • Text Hover
El Campo de las Danzas.  Era el lugar en el que los astures realizaban sus ritos y aquelarres. Desde aquí se puede acceder al Pico de la Aquiana, uno de los miradores del Bierzo.
  • Text Hover
Cumbre del Morredero. En invierno abre su pequeña estación de esquí, muy próxima a Ponferrada. También es un lugar frecuentado por senderistas y ciclistas.
  • Text Hover
Valle de Compludo. Uno de los valles que mejor combina la naturaleza con una historia incluso anterior a la llegada de los romanos. Aquí se fundó el primer movimiento eremítco y monástico de la península ibérica. De gran belleza paisajística y exuberante vegetación, abundan los bosques de castaños, robles y encinas. Imprescindible visitar Espinoso, Carracedo o Palacios de Compludo; y también la Herrería de Compludo, una joya de la ingeniería hidráulica todavía en funcionamiento.
  • Text Hover
Campo, Lombillo, Salas y Villar de los Barrios. Cuentan con un conjunto de casas señoriales blasonadas, antiguos lagares, iglesias, miradores y ermitas.
RESERVA DE LA BIOSFERA

Los Ancares

Los Ancares son probablemente la sensación más lejana en el tiempo que podamos experimentar hoy. Un viaje en el tiempo que nos muestra cómo se vivía antes de la llegada del Imperio Romano a esta zona remota de la Península Ibérica que fue declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2006.


Testigos de una forma de vida antiquísima, los Ancares se ha mantenido prácticamente intactos en medio de un paisaje salvaje en el que el oso, el urogallo, el lobo y el corzo se ocultan entre inmensos bosques de robles, acebos, hayas y castaños.


Pese a ser uno de los lugares más desconocidos de España, es la puerta natural de de entrada y salida hacia Asturias y Galicia y forma parte del Camino de Santiago.


Se sitúa en el extremo occidental de la Cordillera Cantábrica, al noroeste de la provincia de León y posee profundos valles que llegan a descender hasta los 800 metros.


Su territorio está integrado principalmente por lo valles de los ríos Ancares, Burbia, Cúa y Fornela,  que se abren paso entre el Puerto de Piedra Fita y el Pico de Miravalles, en la frontera con Asturias.

  • Text Hover
La palloza, es una construccion de origen preromano que se siguió utilizando hasta principos del siglo XX. Son de planta circular, de entre 10 y 20 metros de diámetro, con cubierta vegetal de paja de centeno conocido como el “teito”. En las pallozas las personas y ganado compartían el espacio y el calor.
  • Text Hover
Vida salvaje,  nos permite disfrutar de una paseo entre un bosque de castaños centenarios que se mezlca con el laberinto de picos, galerías y restos visibles de la explotación romana.
Los extensos brezales, sotos de castaños y los bosques de roble, acebo, tejo y madroño, conviven con el pastoreo del ganado y una fauna formada por rebecos, corzos, cabras montesas, águilas, buitres y otros más esquivos como el oso pardo y el urogallo. 
  • Text Hover
Municipios. La capital del valle de Ancares, Candín, conserva restos de explotaciones auríferas romanas; en Pereda se puede visitar el Museo Etnográfico situado en una casa de teito; Balouta ofrece la posibilidad de visitar varias pallozas restauradas y en Vega de Espinareda puede contemplarse el monasterio benedictino de San Andrés.
Más información: 
 Oficina Técnica Reserva de la Biosfera Ancares Leoneses
Avd. Ancares, nº 6 24430 Vega de Espinareda - León
Teléfono: 987568619
info@ancaresleoneses.es
MÁS ALLÁ DEL CIELO

Hayedo de Busmayor

Busmayor se encuentra en el municipio de Barjas, su hayedo es uno de los mejor conservados de la península ibérica. 

En la zona también es fácil encontrar serbales o abedules, también muy coloridos.


El hayedo se puede recorrer caminando a través de una ruta de unos siete kilómetros bien señalizada

  • Text Hover
Habitat. Conviven numerosas especies como el carbonero palustre, trepador azul, rosalía alpina, lirón gris, corzos, ciervos, osos pardos, gatos monteses, ardillas rojas, lobos, zorros, tejones, martas, garduñas, jabalíes…
  • Text Hover
Cascadas. Cerca del hayedo se encuentra la “Fervenza do Beiro”, que se compone de una serie de cataratas situadas en la ruta hacia el hayedo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies